124. Final

Parte I

“…con tan favorable tiempo y lugar, ¿no recuerda lo que ocurrió veinte años atrás?”

Antes de empezar:

  1. El «final» cuenta con 3 partes, (y recuerden la historia principal se termina hasta el 128).
  2. Para el propósito de la traducción de estos últimos capítulos:

Guardias Imperiales: Aquellos que cuidan del palacio.

Ejército Imperial: Aquellos que cuidan al Emperador.

_______________________________________________________

Esta fue la primera vez que el Emperador Long An, quien siempre tuvo una actitud ambigua, expresó su postura claramente en la Gran Reunión de la Corte. No reveló ni media palabra a nadie por anticipación. No solo la facción de Fang Qin, sino que también los miembros del Gran Consejo estaban confundidos.

Jiang Chong observó a Yan Wang vagamente y dijo para sí, “¿Tomó el Emperador la medicina equivocada?”

El rostro de Chang Geng no mostró ninguna diferencia. Dio un paso hacia adelante y lo elogió llanamente. A pesar de que estaba involucrado en la política, nació naturalmente con una especie de espíritu inmortal propio de alguien que vive en un bosque remoto. Incluso su postura para adular parecía ser muy indiferente, sin tomarse a pecho el ganar o perder, como si él hubiera estado completamente de acuerdo con Li Feng de antemano.

En ese momento, la cara de alguien cambió.

Li Feng sabía en su corazón que Yan Wang pretendía tomar prestada su influencia, todos los oficiales civiles y marciales de la corte, cada uno con sus propios motivos ocultos, pero no importaba, si él podía construir una escalera para Yan Wang, podía construir una escalera para cualquiera.

En esta ocasión, Li Feng empleó dos órdenes políticas para empujar al Gran Consejo a lo alto de la tormenta. Quería ver qué podían hacer esas personas que siempre sacaban el Edicto Rojo Imperial y la Placa de Hierro a Yan Wang, quien se había convertido a un monje[1] solo por llamar a su “Padre Real” una vez en toda su vida.

Ese día, la capital fue condenada con una noche en vela.

En el Gran Consejo, Jiang Chong murmuró a Chang Geng, –Su Alteza, ¿qué debemos hacer? ¿Continuamos de acuerdo al plan original?

Chang Geng dijo sin vacilación, –Golpea el hierro mientras está caliente.

Jiang Chong le dio una mirada profunda a Chang Geng y preguntó, –Su Alteza, si lo forzamos demasiado, ¿qué pasará si ellos utilizan su último recurso?

Chang Geng se volvió para mirarlo y dijo significativamente, –Lo que temo es que no lo hagan. Hermano Han Shi, ¿sabe cuál es la frase más útil que he aprendido en mi vida?

Jiang Chong repentinamente se sintió increíblemente aterrorizado.

Chang Geng dijo, –En el campo de batalla, cualquiera que no quiera morir, morirá primero.

En su camino a casa desde el Gran Consejo, Chang Geng se encontró de casualidad con el carruaje de Fang Qin. Le dijo a Huo Dan, –Permita que el Maestro Fang pase primero.

Después de un momento, Huo Dan regresó corriendo a reportar: –Su Alteza, el señor Fang dice que no se atreve a ser descortés. Ya ha abierto camino.

Chang Geng apartó a un lado la cortina e hizo una reverencia a Fang Qin cortésmente. Pasaron de largo uno del otro pacíficamente, como si no quisieran que el otro pereciera.

Chang Geng se recostó sobre el carruaje y pensó que, si él y Fang Qin fueran a cambiar de lugar, él resistiría esta tormenta. Cuando los nuevos nobles en la corte imperial, tan rápidos como un trueno que no da oportunidad para cubrirse los oídos, ocuparan los fondos del transporte, después empujarlos cuando sus cimientos no eran estables y su expansión demasiado rápida, en ese momento, él simplemente esperaría en silencio a que Li Feng actuara… los nobles, como telarañas en la corte imperial, tenían fuerzas en todas partes. Si estaban dispuestos a perseguirlo lentamente, habría oportunidades para restaurar el viejo sistema después de la guerra.

Chang Geng también sabía que con la naturaleza de Fang Qin, él también debió pensar lo mismo.

Ése era el porqué, incluso si arrastraba a todo el mundo para caminar por esta cuerda, no debía permitirle esperar tranquilamente por esta oportunidad.

Fang Qin observó hasta que el carruaje de Yan Wang ya se encontraba muy distante, después ordenó a su sirviente familiar que continuaran avanzando. El crepúsculo a su alrededor se deslizó lentamente hasta transformarse en la larga noche. Pareció vislumbrar una hebra de la situación general, corriendo como el agua que fluye frente a él, y era incapaz de detenerlo. El dique de diez mil kilómetros de largo sobre el que pisaba estaba hecho de arena y polvo. Parecía ser poderoso y magnifico, pero en realidad, no servía, el mundo infinito se le oponía.

De regreso en la residencia Fang, como era habitual, ya había visitas esperándolo. El Gran Académico Fang ya no continuaba interesado en cultivar hacia la inmortalidad y buscar el Tao. Él se encontraba entreteniendo a sus huéspedes en la sala frontal personalmente. Tan pronto como Fang Qin ingresó, todos los presentes se pusieron de pie y lo miraron con varias expresiones.

Fang Qin también tuvo una premonición ominosa en su corazón: –Padre, ¿qué está ocurriendo?

La expresión del Gran Académico Fang se hundió y dijo, –Tu yimei[2] fue condenada por ofender a la Emperatriz el día de hoy. Solo fue encerrada y se le prohibieron visitas familiares.

La señora Fang tenía una buena relación con la nodriza Zhao del Emperador. Ella le pidió bromeando al tercer joven hermano de Fang Qin que aceptara a la señora Zhao como su madre adoptiva. No había nada que involucrara a Fang Qin ahí, pero para mostrar intimidad como una cortesía, también llamaba a la hija de la señora Zhao, de servicio en el palacio, “yimei” frente a los demás.

Fang Qin dijo sorprendido: –¿Por qué?

–¿Por qué? No hay necesidad de ninguna razón. –el Gran Académico Fang dijo lentamente. –Recuerda que ese año, Su Majestad también llamaba a Gu Yun “tío”, teniéndole un profundo afecto desde que era joven, pero aun así lo mandó a prisión por una palabra en desacuerdo. Por no mencionarnos… el Emperador actual es cruel y desagradecido, en verdad hace que la gente se sienta amargamente decepcionada.

Fang Qin volvió su cabeza y le dijo al sirviente familiar, –Envía una carta al Duque Imperial Zhao de inmediato, dile que deje de emplear un truco tan infantil y se detenga mientras está a tiempo.

Tan pronto como dijo esto, toda la sala estalló en un rugido. De improvisto, alguien se puso de pie y objetó: –Maestro Fang, ¿porqué está favoreciendo a otros en lugar de a nuestro bando?

Fang Qin ignoró a los demás, solo contempló al Gran Académico Fang y dijo: –Padre, ¿no puede verlo? Su Majestad no es el Emperador anterior, todo solo puede ir según su voluntad. Si lo hacen sentir que está siendo perseguido, él contratacará inevitablemente. Solo vamos a erradicar a la facción de Yan Wang. ¿Qué sentido tiene buscar pelea con el Emperador?

Sin esperar a que el Gran Académico Fang hablara, Fang Qin dijo agudamente: –También quiero proteger a mi tercer hermano, pero si quieren continuar de esta forma, no sólo mi tercer hermano terminará involucrado. Todos ustedes aquí están de nuestro lado, permítanme decir unas cuantas palabras desagradables: ¿realmente creen que el Duque Zhao ha dejado su trasero limpio? Si Yan Wang atrapa su punto débil y hace uso de él, ¡entonces será incluso más pasivo!

“–Es solo una vía de ferrocarril, él no permitió que se construyera, además a de añadir un poco de obstáculos a Li Min, ¿es de verdadera utilidad? ¡Gu Yun continuaba movilizando tropas como de costumbre, mientras su Misión de Relaciones Exteriores ni siquiera ha conseguido llegar al frente! ¿Qué más pueden hacer ahora? ¿Simplemente cortarán los suministros del frente de batalla y venderán al país?

Ya había estado irritado durante un largo tiempo, dejándolo salir todo con esas palabras, ni siquiera guardó las apariencias por su padre. Su alrededor se quedó en silencio por un momento, uno de ellos habló, –Entonces, ¿el Maestro Fang pretende soportarlo?

Fang Qin: –…

Descubrió que difícilmente podía comunicarse con esas personas, especialmente después de que el Gran Académico Fang saliera nuevamente de su retiro.

Cuando el destino de algo llega a su fin, no es debido al rápido desarrollo del mundo exterior que todo se agotará. En un gran país con innumerables familias nobles, si cada familia podía tener a una persona que sirviera como un pilar: no tenían que ser muchas, ni necesariamente ser excepcionalmente talentosas, o expertos en artes marciales y literarias; mientras su mente se mantuviera clara, auto-consciente, y supiera qué hacer y que no, entonces con la acumulación de generaciones, la facción de Yan Wang, aún con habilidades extraordinarias, sería incapaz de trepar sobre sus cabezas.

Fang Qin miró alrededor y dejó salir una sonrisa burlona. Sin nada más que pudiera decir, se marchó.

El Gran Académico Fang se sentó con la mirada baja, alargó su mano y se acarició la barba, –Mi hijo es incompetente, qué embarazoso.

Enseguida de él, un oficial que ya no era capaz de levantar sus parpados por la vejez dijo en voz baja: –El Segundo Maestro es brillante, pero, al final, aún es muy joven y vigoroso.

A la edad de Fang Qin, él difícilmente podía ser llamado “joven y vigoroso”. No obstante, el Gran Académico Fang sacudió su cabeza significativamente: –Es verdad, cuando el Emperador Wu estaba en el poder, todavía era joven, sin haber atravesado por esas cosas y tenía menos experiencia. Siento que no es algo malo ocultar algunas cosas a las generaciones más jóvenes, para evitar hacer que se preocupen demasiado.

–“Los viejos hermanos que llevaron al anterior Emperador al trono continúan aquí, regresen y reúnan a sus hijos y nietos. Quizás todavía seamos capaces de llevar esto a cabo… pero mi hijo no filial también tiene razón. Díganle al Duque Imperial Zhao que se abstenga de su reciente comportamiento infantil. Si no puede matar en un movimiento, entonces, ¿para qué desperdiciar esfuerzos? Solo conseguirá que se rían de él.

Sin embargo, Yan Wang no le dio oportunidad al Duque Imperial Zhao de refrenarse.

Al día siguiente, el Instituto Ling Shu anunció que el ferrocarril había aprobado varias pruebas rigurosas y que todo estaba listo. Le pidieron sinceramente al Emperador Long An que fuera a verlo con sus propios ojos. Li Feng alegremente llevó con él al Príncipe Heredero y subió personalmente al tren por un rato. No obstante, antes de regresar al palacio y esperar a que pasara la fresca excitación, recibió una carta de Yao Zhen instando a la terminación de la vía férrea, lo cual acumuló exitosamente la ansiedad en el corazón del Emperador Long An.

Apilándose hasta la noche, cuando el Censorado Imperial sacó el último manojo de hierba seca para encender la ira del Emperador.

El Censorado Imperial acusó al Duque Imperial Zhao por ser injusto, manipulando a los miembros de su familia para malversar y saquear las tierras de los campesinos a bajo precio.

El Departamento del Canal y el Instituto Ling Shu, unidos a cargo de la vía del ferrocarril, inmediatamente le siguieron junto con un gran número de personas que contribuyeron deliberadamente a la situación, y rápidamente impulsaron el caso a un punto de explosión.

Las fuerzas que Yan Wang había construido a través de todos esos años expusieron la punta del iceberg, el camino para el ascenso de una carrera que habían estado bloqueado en los últimos años del reinado del Emperador Wu fue desatascado por él.

Los reportes de la ocupación ilegal de las tierras en varios lugares habían sido revelados en sucesión de manera premeditada, y finalmente implicaron el problema de la ocupación ilegal de la tierra que ocurría en la Gran Liang desde hacía largo tiempo.

De una vez, varios espectadores que observaban la diversión salieron y pidieron que todo el país fuera investigado…

Por supuesto, esta absurda propuesta fue rechazada por Li Feng. Incluso si Li Feng quería demostrar su autoridad a las familias nobles, debía desenredarlas una por una con cada paso, no podía tener un apetito tan grande en un momento.

Sin embargo, el Duque Imperial Zhao, el pájaro bobo, fue incapaz de huir. Fue arrestado en unos días. Más tarde implicó un gran número de miembros de su familia y discípulos que eran como un perro que amenaza en base al poder de su amo. Con su arresto, los mirones incluso treparon los muros para observar al interior. Los cuentacuentos en la Torre Wang Nan compilaron un nuevo libro en dos días, el cual fue muy popular.

En su primera vez escuchando de política, el Príncipe Heredero se encontró con un caso tan grande. El niño pequeño había obtenido mucho más conocimiento. Estaba asombrado y observó con los ojos muy abiertos, su mente también se abrió mucho más.

Cuando la corte estaba a punto de ser despachada, Yan Wang, que no había sido muy elocuente, repentinamente preguntó, –¿Qué opina Su Alteza?

El pequeño Príncipe Heredero se encontraba bien protegido por Li Feng, era inocente y no tenía una mente calculadora. En una ocasión, consultó a su Cuarto Tío bajo las órdenes de Li Feng. Cuando escuchó la pregunta de Chang Geng, escupió sin titubear lo que otros le habían enseñado: –Han Fei[3] ha dicho, “un gobernante sin habilidades será engañado por sus súbditos, los súbditos que no están atados por reglas correrán desenfrenados”. La estabilidad de un país depende de la ley. En cuanto a las personas, hay cuatro tipos: virtuosos, tontos, leales y traidores. Para los asuntos, está lo correcto y lo incorrecto. Si el sistema de leyes no es claro, hará que las facciones y las masas se descarrilen, los villanos correrán desenfrenados, entonces… la persona a cargo no será capaz de controlarlo más.

Su voz todavía era infantil, él era como un estudiante que fue seleccionado en clase para responder las preguntas de su profesor. Observó a Chang Geng con sus ojos llenos de grandes expectativas.

Chang Geng solo sonrió, pero no habló. Li Feng lo reprendió con una expresión seria: –Solo repitiendo lo que está en el libro, ¿de qué te enorgulleces? Regresa y trabaja duro. No holgazanees.

El Príncipe Heredero no se atrevió a decir nada, tuvo que responder con su cabeza baja, pero sus palabras infantiles tuvieron un significado diferente en los oídos de otros.

Para aquellos que se usan a sí mismos para medir a los demás, incluso si veían a un niño pequeño, continuaban sintiendo que el chico estaba lleno de esquemas, con cada palabra enlazado a un profundo significado justo como ellos.

Esa noche, las palabras del Príncipe Heredero de once años de edad se extendieron fuera del Palacio Prohibido como un incendio forestal. Ocultando este asunto a Fang Qin, el Académico Fang se reunió con todas las viejas hienas que ayudaron en una ocasión al anterior Emperador, diseccionando cada pequeña partícula de la saliva del Príncipe Heredero para analizarla, y comprendieron lo que Li Feng quería decir.

–Han pasado tres generaciones, –el Gran Académico Fang se mofó, –es difícil alcanzar la gracia divina. Los caballeros deben haberlo visto, el Emperador permitió que el Príncipe Heredero escuchara de política, está determinado a reclamar las vidas de nosotros los ancianos.

Otra persona dijo: –De no ser por Wang Guo provocando problemas, nuestro plan habría transcurrido adecuadamente, a estas alturas, Yan Wang debería haber sido despojado de su título por mezclar la sangre real y ser enviado a un lugar remoto. Este niño bastardo que salió de la nada se atreve a cortar nuestras cabezas. Hermano Fang, si no somos decisivos, sufriremos.

Las tensas facciones del Gran Académico Fang se volvieron afiladas. Miró lentamente alrededor y dijo en voz baja, –¿Les importaría escribir las palabras en su corazón en su palma?

Muchos años atrás, este grupo de conspiradores ambiciosos se unió una vez, mostrando sus manos, el nombre del anterior Emperador Yuan He estaba escrito en ellas. En esta ocasión, ya se encontraban en las últimas, algunos eran viejos y otros estaban muertos. Se reunieron una vez más para mostrar sus viejas manos…

“Limpiar el lado del Emperador.[4]

“Limpiar el lado del Emperador.”

“Limpiar el lado del Emperador, el Primer Príncipe ya no tiene una madre.”

“–Ese año, cuando Su Wang[5] pretendió estar enfermo en su camino, fue gracias a todos ustedes que se enteraron con anticipación que él quería ir a la capital en secreto y pidió a la Primera Princesa por una orden, capturándolo bajo el nombre de “rebelión” e impulsando al anterior Emperador al trono. –el Gran Académico Fang dijo en voz baja. –Ahora que han contemplado esta situación en la capital. Cómo comenzar y quién puede ser de uso, ustedes caballeros vinieron aquí hoy, estoy seguro de que todos tienen sus planes.

El Gran Académico Fang no era impulsivo. Sabía que era imposible movilizar al Campamento del Norte sin los miembros de la familia Gu de su lado esta vez. Desde la rebelión de Liu Chong Shan la última vez, el establecimiento del Ejército Imperial también pasó por ajustes mayores. Para posiciones por encima de Comandante de la Compañía, debía ser estrictamente revisado para confirmar que sus familias eran inocentes y sus logros militares reales. Puso un final a los vacíos legales de algunas personas. Al mismo tiempo, fue dividido en dos partes de gestión bidireccional. Se restringirían unos a otros, pero no interferirían entre ellos. También era necesario prevenir estrictamente que el Ejército Imperial cubriera el cielo e infringiera la ley.

Sin embargo, había ventajas y desventajas en todo. Las familias nobles de la Gran Liang estaban divididas en civiles y militares, también había generales que pertenecían a la nobleza, no obstante, la mayoría de esas familias había declinado. De lo contrario, no habría existido esa escena de no tener a nadie de utilidad en los años de Yuan He, sin tener otra opción más que permitir a Gu Yun, un joven, tomar control del ejército.

Los descendientes de esos famosos generales, nacidos bajo la gran sombra de sus ancestros, si eran incompetentes tanto en artes marciales como literarias, entrarían al Ejército Imperial por la puerta trasera como Liu Chong Shan, pasando años acumulando tiempo de servicio, después buscarían una forma de forjar méritos militares para elevarse entre los rangos.

Después de años de coexistencia, había existido una ecología especial entre los jóvenes soldados y los verdaderos soldados. Ambos lados guardaban las apariencias entre sí, lo cual no solo aseguraba la efectividad en combate, sino que también brindaba consideración y dignidad a la relación.

Desafortunadamente, este equilibrio fue destruido por Li Feng después del amotinamiento del Ejército Imperial.

La persona a cargo podría pensar que una ley que establecieron por rabia era definitiva y clara. En ese momento, nadie le recordó a Li Feng, que estaba delirante por la furia, que había bloqueado los sueños de todos los jóvenes de ser ascendidos en la capital.

¿Qué joven maestro no era consentido? ¿Quién estaría dispuesto a ser un pequeño soldado durante toda su vida?

No era terrible ofender a los jóvenes maestros. Lo que era importante era que, en los últimos años de la Dinastía de la Gran Liang, los oficiales militares eran más importantes que los civiles. Los ancestros dejaron atrás un privilegio: a los oficiales militares se les permitía tener sus propios soldados familiares, quedarse con algunas de sus armas, y el refugiar a las generaciones venideras. Cuando se estaba en peligro, podían ser la última fuerza combatiente del país. Cuando Liu Chong Shan, Lu Chang y los demás se rebelaron, Fang Qin empleó a esas fuerzas para restringir a los a los rebeldes y contenerlos hasta que llegó el Campamento del Norte.

El Gran Académico Fang miró alrededor y dijo, –Gu Yun ha incrementado sus tropas en el suroeste y también está combatiendo en el Mar del Este. No tiene muchas tropas para movilizar, en el presente, toda su gente está protegiendo las cuatro regiones. El Campamento del Norte no tiene permitido acceder a menos que sea llamado. Li Min es un hombre que compra reputación y busca elogios, no le gusta tener muchas personas a su lado, solo lleva a un anciano o dos con él a donde sea que va. Escuché que tiene buenas habilidades en arquería y equitación, pero solo ha hecho demostraciones vistosas, pero nada prácticas de artes marciales sobre la torre de la ciudad varias veces, quizás él no será capaz de aplastar muchos clavos. No es difícil deshacerse de él… yo simplemente no sé si ustedes caballeros quieren llevarlo a cabo “en la oscuridad” o “abiertamente”.

Cerca, alguien preguntó, –Me atrevo a preguntarle al Maestro Fang, ¿qué es “en la oscuridad” y qué es “abiertamente”?

El Académico que entrenó a más de la mitad de los talentosos oficiales en la corte dijo con su rostro inmutable: –Si quieren hacerlo en la oscuridad, solo pidan a veinte o treinta soldados suicidas emboscar durante la noche a Li Min en su camino de regreso desde la corte, detenerlo, matarlo y borrar toda la evidencia, para resolver un asunto dejándolo sin resolver, el Emperador tampoco será capaz de hacer nada … Si quieren que sea abiertamente, entonces permitamos que el Emperador sepa quiénes son los buenos y leales oficiales y generales, quienes son los responsables de su nación, cómo los súbditos alborotadores y los ladrones son derrocados: y quién puede cargar con la responsabilidad del Príncipe Heredero.

“–Esto… Maestro Fang, me temo que no será sencillo. –era el hijo del Marqués de la Paz, uno de los tres Marqueses de la capital en los viejos días. El viejo Marqués ya había fallecido, esta persona tenía el cuerpo lleno de grasa y se le dificultaba caminar. No salía muchas veces al año. Su apariencia era muy diferente a la de un descendiente de un famoso general, pero su mente era inesperadamente clara. En ese momento, dijo, –Sin tener que discutir el cómo evitar al Ejército Imperial y a los Guardias Imperiales mientras se lleva a cabo, digamos que tenemos éxito. Con la personalidad del Emperador, que prefiere romper a dejar las cosas completas, ¿no investigará hasta el final? Los cabezas duras del Campamento del Norte están todos muertos, ahora todos son obedientes, y no entrarán sin ser convocados. ¿Y si en un ataque de enojo el Emperador realmente los convoca? Ellos están muy lejos, entonces ¿qué hay de los Guardias Imperiales dentro del palacio y el Ejército Imperial fuera del palacio? Los efectos secundarios de la rebelión de Liu Chong Shan y Lu Chang aún no han terminado. Me temo que no es tan sencillo.

–No es como que hay lugares en el palacio que no tengan Guardias Imperiales, y hay sitios en los que el Ejército Imperial no puede entrar. Este año, hay buenas noticias de los frentes de batalla de Jiangnan y el Mar del Este. Los aduladores del Ministerio de Ritos aprovecharán la oportunidad para proponer la celebración de una gran fiesta, para aumentar la moral y rezar por la nación, habrá muchas oportunidades. –respondió ligeramente el Gran Académico Fang. –En cuanto a la ira del Emperador después…

Cuando él dijo esto, su voz se detuvo. Rio por lo bajo y levantó sus estrechos y ligeramente caídos párpados: –Entonces tendremos que hacer que él sea “incapaz de enojarse”. ¿Qué? ¿Piensan que, si Li Min ya no existe, el Emperador nos dejará ir fácilmente? Han escuchado lo que dijo el Príncipe Heredero en la mañana. Como un niño pequeño, ¿qué sabe el Príncipe Heredero sobre los asuntos de estado? ¿Quién le enseñó esas palabras? Solo tiene once años de edad, pero siempre que abre su boca “la ley no tiene piedad” y “eliminar grupos y facciones”. Reprendiendo en medio de la corte, bien podría haber apuntado a nuestras narices y decir que todos somos villanos. Siendo indecisos en este momento, ¿quieren esperar a que el Príncipe Heredero ascienda al trono y nos dé tres metros de seda blanca[6]?

Esta declaración no era para nada ambigua, era inaudita e inmoral.

El Gran Académico Fang era digno de ser un viejo ministro que había encomendado el trono al Emperador Yuan He. Era audaz, con grandes agallas, queriendo ir a lo grande tan pronto como hacía un movimiento, hablando directamente. –Si el Emperador actúa fuera de lugar, entonces desháganse del Emperador, si el Príncipe Heredero no obedece, entonces usemos a su hermano mayor que ha perdido a su madre como una marioneta.

El Marqués de la Paz se quedó conmocionado por un largo tiempo, luego tartamudeó para hacer otra pregunta fatal: –Entonces… ¿dejará pasar esto Gu Yun?

–La Misión de Asuntos Exteriores aún está en camino y ha sido preparado. –dijo el Gran Académico Fang con una baja sonrisa. –La línea del frente, el enemigo al acecho, el emisario, con tan favorable tiempo y lugar, ¿no recuerda lo que ocurrió veinte años atrás?

Una tormenta estaba preparándose en el centro, pero Yan Wang, aquel en el medio de todo eso, todavía parecía no estar al tanto, continuaba llegando a tiempo cada día, haciendo todo lo posible para promover su nueva política.

Incluso recibió alegremente una carta de Gu Yun.

Gu Yun envió la carta directamente a su hogar. Era completamente una carta privada. Cuando Huo Dan se la tendió, los ojos de Chang Geng se iluminaron repentinamente, haciendo que el Comandante Huo se pusiera tan rojo como un tomate.

–¿Será que él posee habilidades extraordinarias? –mientras Chang Geng levantaba el sobre y lo apuntaba hacia la luz, observó cuidadosamente el contenido del paquete, al tiempo que medio-serio y medio-actuando se quejaba con Huo Dan, –Mientras está lidiando con los extranjeros, aún tiene esta clase de ocioso pasatiempo, qué se supone que le diga.

Nunca había habido una “señora de la casa” en el sentido tradicional en la Mansión del Marqués. El tío Huo, como el guardaespaldas sirviendo a su lado, también sabía algo vagamente. No obstante, continuaba siendo difícil para él adaptarse a esta situación, especialmente incapaz de discutir la carta familiar del Mariscal con el “otro Maestro”. Escuchando las palabras de Yan Wang, sintió que su rol había pasado de ser el comandante de la guardia familiar a una niñera anhelante de chisme, tuvo que permanecer de pie a un lado con gran vergüenza y actuar como una columna de la casa ruborizado.

Desde que la Guerra comenzó, esta era la primera vez que Gu Yun mandaba una carta familiar tan gruesa a Chang Geng. Por un momento, él se sintió reluctante a abrirla. Tomó el sobre entre sus manos para acariciarlo repetidamente, incluso llevándolo a la punta de su nariz para olfatearlo, como si pudiera oler el aroma del hombre que estaba muy lejos, su expresión ofuscada y extasiada.

La sangre en el rostro de Huo Dan pronto comenzó a filtrarse, saliendo por sus poros, él balbuceó: –Su-Su Alteza, usted… ¿qué está haciendo?

Chang Geng lo observó, como si pensara que el rostro enrojecido de Huo Dan era particularmente interesante, lo provocó deliberadamente y dijo, –Ayer soñé con mi yifu, despertando en medio de la noche y sin poder conciliar el sueño de nuevo, finalmente supe a qué se le conoce como “dar vueltas sin descanso”. Resulta que recibí esta carta hoy. Qué coincidencia, ¿no lo cree?

Huo Dan: –…

Las dos palabras “mi yifu” lo hicieron temblar. Huo Dan pensó con amargura, “¿Qué está haciendo el pequeño Marqués? ¿Porqué se está volviendo más y más desenfrenado? Esto provocará que el viejo Marqués y la Princesa en el más allá regresen a la vida de ira.”

Chang Geng sonrió en secreto y estaba a punto de abrir el sobre con una pequeña cuchilla. De repente, llegó un pájaro de madera de Lin Yuan. Ese día, cuando Liu Zhong llegó pidiendo unirse a ellos, Chang Geng no confió en él por completo. Había enviado a dos personas del Pabellón Lin Yuan, una abiertamente, y otra en la oscuridad, siguiéndolo a Liangjiang. La primera persona pretendía ser un sirviente familiar de la familia Liu y contactó a Liu Zhong en la ciudad capital. El que iba en la oscuridad era un experto. Siguió a los enviados para explorar toda clase de cambios y enviaba cartas a la ciudad capital todo el tiempo.

Chang Geng apresuradamente guardó la carta privada de Gu Yun entre sus brazos y dio un vistazo primero a la del pájaro de madera.

Un momento más tarde, dejó salir una risa burlona: algunas personas continuaban pensando demasiado.

Referencias

Referencias
1 NTE. Se refiere a hacer un trabajo para el cual uno no recibió formación ni fue entrenado.
2 义妹. Hermana menor adoptiva.
3 Un filósofo.
4 Los caracteres escritos en sus manos son 清君侧 [Qing Jun Ce], significa deshacerse de los súbditos traidores al lado del Emperador.
5 El hermano de Yuan He, su competición por el trono en ese entonces.
6 La seda blanca se usaba habitualmente en los tiempos antiguos cuando el Emperador se la enviaba a un ministro o alguien de alto rango culpable de algún delito para que se suicidara. Este tipo de muerte se consideraba “más digna”.

Anterior

índice de Contenidos

Siguiente

8 comentarios

  1. AAAAAAAAH ? estoy perdida, a quién quieren matar? Al Príncipe heredero o al emperador?

  2. Muero de angustia si estos seres tan despreciables le hacen una emboscada a Yan Wang ??????
    Gu Yun ! Donde diablos estás bebé ? ??
    Q estan tramando emboscar a tu hombre ! ???

  3. Dios! La actualización llegó en el momento justo y creo que esperaré pacientemente. Intenté leer el libro en inglés y no. No pude. Muchas gracias por tu arduo trabajo ❣️❣️❣️

error: Content is protected !!